Acceder | Registrarse

Historia

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmail

MIGUEL MARTINEZ SANCHEZ
Nació en Antas un 9 de febrero de 1947, pasó sus primeros años en la localidad almeriense. En plena adolescencia se trasladó junto a sus padres y sus tres hermanos a la capital. Comentaba entonces lo que se convertiría en su gran afición, el mundo del motor.

A finales de los 60, Almería era el escenario de salida del rallye Montecarlo, Miguel comenzó en cuanto pudo a asistir como público. Sin embargo, pronto quiso cambiar su posición como espectador por la de piloto. Con 18 años Miguel empuñó por primera vez el volante de un Seat Coupé 850. Era su primera carrera y se estrenó en el rally Costa del Sol, luego vendrían muchos más.

Poco después este piloto criado entre Antas y la capital se trasladó a Cataluña a trabajar. Allí en sólo un año se convirtió en uno de los participantes de la Copa monomarca Renault 8 TS. Entre una prueba y otra Miguel Martínez consiguió contar con patrocinadores y se vistió el mono de la marca Eacasa. Era el momento de correr con pilotos de reconocido prestigio como Carlos Jódar, Emilio de Villota, Juan Ignacio Villacieros, Luis Miguel Arias, Jaime Sornosa “Correcaminos”, Higinio Rodriguez de Lizana, “Mr. Pub 2´40″, Rafael Secades “Marcos”, Carlos Martínez Peñacoba o Carmelo Espeleta..

Mientras competía, Miguel trabajaba en el Banco Popular y conocía a la mujer que le acompañaría el resto de su vida, Gertrudis Davi. Con ella se casó en Barcelona y allí tuvo a sus tres hijos. Un año después de la boda Miguel dejó las carreras pero no su pasión por el motor. Así las competiciones volvieron a su dia a dia en los 80.

En 1982 Miguel se trasladó junto a su familia a Almería. De nuevo en su tierra Miguel se hace con varios Seat 124 hasta que da con un “pata negra”. Con su nuevo coche volvió a los rallys e inició la que seria su época de más exito como piloto. Arrojo, valentía y mucha técnica era lo que Miguel echaba en cada una de las competiciones, los coches no eran como los de hoy y la seguridad se convertía en cuestión de buen hacer. Entre 1984 y 1985, Miguel Martínez Sánchez se hizo con varios primeros y segundos premios en competiciones regionales, lo que le otorgó un nombre dentro del mundo del rally.

En la competición de Enix se convirtió en ganador, el mismo primer premio se lo llevó en el Rally Sprint de Gádor. En Atajuelos y en Granada se hizo con el segundo y siempre en la lucha por los primeros puestos de la Subida del Mármol (Macael).

Convertido en una figura, en 1986 con Enrique Guisado como copiloto, logra el que sería, reconocido por él mismo, el mayor éxito de su carrera deportiva, el primer puesto del rally Costa del Sol. Su hazaña fue épica, era el primer almeriense que lo ganaba en 20 años y nadie logró arrebatarle la marca hasta 20 años después. Tras su victoria en el Costa del Sol, Miguel Martínez deja por un tiempo las carreras. No tarda mucho en volver. En 1989 y con un Renault 5 GT Turbo (By Simón Racing hecho en Francia y campeón de Rallye de Cataluña en 1988) comprado en Barcelona, vuelve a los rallyes.

En el año 2006, veinte años después de su triunfo en el Costa del Sol, los hijos de Miguel y Enrique, Paco Martínez Daví y Enrique Guisado Roca logran hacerse con el triunfo del Costa del Sol en la categoría de históricos, con el Renault 5 GT Turbo que Miguel compró en 1989. Ese año Juan Ángel Ruiz arrebataba a Miguel el título de único piloto almeriense en ganar el prestigioso rally Costa del Sol. En la actualidad Paco Martínez Daví, Enrique Guisado Martínez y Enrique Guisado Roca participan en múltiples competiciones regionales, pero eso… es otra historia…

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR